Termina huelga de trabajadores de Iberia en España

Huelga de Navidad de Iberia

En una reunión presidida por la ministra española de Fomento, Ana Pastor, las dos partes aceptaron la propuesta del catedrático Gregorio Tudela, que flexibiliza el plan de reestructuración propuesto por Iberia con motivo de su fusión con British Airways.

En diciembre pasado, la aerolínea anunció su plan de ajuste que incluía inicialmente tres mil 807 despidos (19 por ciento del total), algo que rechazaron todos los sindicatos quienes tras no alcanzar un acuerdo con la empresa iniciaron una huelga de 15 días en tres etapas divididas entre febrero y marzo.

La propuesta del académico de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) contempla que los despidos se reduzcan a tres mil 141 (casi 666 menos y 16 por ciento de total), y que el plan de bajas sea en un proceso paulatino entre 2013 y 2015, así como mejorar algunas indemnizaciones.

La mayoría de sindicatos de tierra y de tripulantes de cabina firmaron el acuerdo este miércoles con la empresa, y faltan otros minoritarios y la sección del Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla) que pidió 15 días para convocar a sus afiliados y consultar la propuesta.

Con la firma del acuerdo se procederá a finalizar la huelga que inició en su primera etapa del 18 al 22 de febrero, del 4 al 8 de marzo y que su tercera etapa estaba programada para el 18 y 22 de marzo.

Tras conocerse la firma del acuerdo, Iberia emitió un comunicado en el que aseguró que la aceptación de esta propuesta le obliga a realizar importantes esfuerzos en relación con el plan de transformación que presentó inicialmente.

Indicó que convocará inmediatamente a los sindicatos a negociar, tal y como indica el mediador, las medidas necesarias para incrementar la productividad.

“La reducción de plantilla y la rebaja salarial incluidas en la propuesta son un paso en la dirección correcta, pero deben ser acompañadas de mejoras de productividad para conseguir que Iberia sea sostenible en el tiempo”, precisó.

El consejero delegado de Iberia, Rafael Sánchez-Lozano, recalcó que para alcanzar este acuerdo “todo debieron ceder algo, pero la disposición de la compañía es total para seguir negociando todos los elementos de productividad necesarios”.

“Es hora de construir todos juntos y mirar al futuro, así como de pedir disculpas a todos los clientes por los inconvenientes causados durante estas últimas semanas y confiamos en poder recuperar pronto su confianza”, manifestó.