Uruguay: Gobierno decreta que la educación es un “servicio esencial”

Huelga en Uruguay

El gobierno de Uruguay decretó este lunes que la educación pública será considerada un servicio esencial, por lo que los maestros y profesores deberán levantar la huelga que iniciaron esta semana.

El decreto de esencialidad, que comenzará a regir el miércoles, se impone por sobre el derecho a huelga y si los gremios deciden continuar los paros se exponen a sanciones graves.

Los maestros de primaria y profesores de la enseñanza secundaria iniciaron hoy una serie de huelgas en reclamo de mejores salarios y hasta el 6% del Producto Interno Bruto para el sector de la educación en el país.

“Es deber del Poder Ejecutivo y del Ministerio de Educación y Cultura garantizar la asistencia a clase de todos los niños y adolescentes del país”, dijo la ministra de Educación y Cultura María Julia Muñoz al anunciar la medida en conferencia de prensa.

Los profesores de secundaria iniciaron un paro de 72 horas que, como el martes es feriado en Uruguay, se extendería hasta el jueves. Reclaman un salario mínimo de 30.000 pesos (unos 1.040 dólares) y rechazan una propuesta de las autoridades de llevar el salario mínimo a 25.000 pesos (unos 865 dólares). En tanto, la filial del sindicato en Montevideo comenzó siete días atrás una huelga por tiempo indeterminado por idéntico motivo.

En cuanto a los maestros de primaria, los de Montevideo comenzaron un paro de actividades por toda la semana también en reclamo de un salario mínimo de 30.000 pesos.

La situación provocó múltiples críticas y cuestionamientos en la prensa y las redes sociales, algunas de las cuales apuntaron a que mientras el sistema público educativo se ve paralizado por segunda semana las clases en escuelas y liceos privados se desarrollan normalmente.

Los paros afectan a unos 350.000 niños que asisten a escuelas públicas y 290.000 adolescentes que asisten a los centros de estudio estatales de secundaria.