Santiago de Chile, entre buen vino, ambiente bohemio y vistas espectaculares

Se acerca la mitad del año y en el hemisferio sur de América llega la temporada invernal,  excelente fecha para viajar a Santiago, la capital chilena. En esta época las cordilleras que la rodean se cubren de nieve dando paso a imágenes dignas de las más hermosas postales.

Santiago es una ciudad situada en un valle, entre la Cordillera de los Andes y la cordillera de la costa. Dentro de sus grandes atractivos se cuentan alrededor de 174 sitios patrimoniales que embellecen la metrópoli, entre los que se ubican monumentos arquitectónicos, históricos, arqueológicos, barrios y zonas típicas. Todos con un pasado histórico importante.

Moverse en Santiago es una labor sencilla gracias a que posee un importante sistema de transporte público que incluye el metro, uno de los más modernos del mundo, y una amplia red de autobuses que conecta todos los puntos de la capital.

De los sitios preferidos por los turistas están el Palacio de la Moneda (la sede presidencial), la Plaza de Armas, la iglesia catedral, el Museo de Arte Precolombino y la Casa Colorada. También se destaca el barrio bohemio Bellavista en cuyas calles se encuentran elegantes restaurantes, galerías de  arte, cafés y casas de reconocidos escritores. Todo para pasar un día cultural.

Si lo que buscas es tener una linda panorámica de Santiago, desde el cerro San Cristóbal se observa toda la ciudad y también allí se puede visitar el Jardín Zoológico.

Para disfrutar de los deportes invernales, cerca de Santiago se encuentran los centros de esquí de Valle Nevado, La Parva, Farallones, El Colorado y Lagunillas, a donde seguro te divertirás.

Pero si lo que quieres es degustar de los vinos chilenos, famosos en todo el mundo por su calidad, hay tours a las bodegas más prestigiosas del país que se ubican a pocos kilómetros de la ciudad.

Así que en Santiago se puede gozar de un ambiente sin igual gracias al aire bohemio que esta ciudad se respira, el cual combinado con sus buenos vinos la hacen simplemente inolvidable.